¿Cual es el volumen adecuado para escuchar música?

Actualmente la epidemia del ruido es un problema al cuál nuestros oídos están expuestos diariamente. Ya sea cuando escuchamos música a través de auriculares, cuando entramos en el metro, tomando algo en un bar con amigos, en un club o cuando gritamos frenéticamente junto a otros miles de personas en un estadio de fútbol. Todo el mundo está expuesto a esta epidemia, pero principalmente afecta a los más jóvenes. Por este motivo te preguntarás, ¿Cuál es el volumen adecuado para escuchar música? A continuación resolveremos la duda a tu pregunta.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que 1.100 millones de jóvenes de todo el mundo están en riesgo de sufrir pérdidas de audición. Esto es debido a la exposición a ruidos que forman parte de nuestros hábitos cotidianos.

Más de 43 millones de personas entre 12 y 35 años sufren ya pérdidas auditivas discapacitantes en los países desarrollados.

En un informe publicado el día Internacional de la Atención Ontológica (cuidados auditivos), la OMS estima que un 50% del riesgo se debe al uso de reproductores MP3 y teléfonos inteligentes, y un 40% a los niveles de ruido nocivos en festivales, discotecas y bares.

 

¿Cual es el volumen adecuado para escuchar música?

Medidor de decibelios

 

¿Qué es un dB?

¿Sabías que un decibelio es la décima parte de un belio (B)? ¿Y que esta unidad recibe su nombre por Graham Bell?

El decibelio (dB) es la unidad relativa empleada en acústica, electricidad, telecomunicaciones y otras especialidades para expresar la relación entre dos magnitudes: la magnitud que se estudia y la magnitud de referencia.

Gracias a esta medida, en una audiometría se puede conocer cuál es el nivel de audición de una persona, o saber qué umbrales auditivos pueden dañar nuestro oído. Por otro lado, hay que tener en cuenta que no solo la intensidad es la que determina si un ruido es peligroso, también es necesario controlar el tiempo al que nos exponemos a él.

 

¿Cómo saber cuándo estamos dañando nuestros oídos?

Los expertos consideran que podemos estar expuestos a 85 decibelios (dB) durante un máximo de 8 horas sin riesgos para nuestros oídos. A partir de estas 8 horas nuestros oídos se pueden ver afectados. El espacio de tiempo admisible disminuye a medida que la intensidad del sonido aumenta.

El volumen de los dispositivos de audio personales, como los auriculares, puede oscilar entre los 75 dB y 136 dB a su volumen máximo.

El informe de la OMS, recomienda que para proteger la audición es aconsejable mantener bajo el volumen de los aparatos de audio personales, ponerse tapones en los oídos cuando vayamos a lugares ruidosos, y utilizar cascos o auriculares que se ajusten a nuestros oídos y que nos aíslen del ruido del entorno. También debemos limitar el tiempo dedicado a actividades ruidosas, haciendo breves descansos auditivos y restringiendo el uso de aparatos de audio personales a menos de una hora al día. Con la ayuda de algunas aplicaciones de los teléfonos inteligentes, podemos vigilar los niveles seguros de exposición al ruido. Además, debemos prestar atención a las señales de advertencia de pérdida de audición y hacernos revisiones auditivas periódicas.

En clubes nocturnos, bares o festivales los niveles medios de ruido pueden oscilar entre los 104 dB y 112 dB. Según los parámetros que marca la OMS, a partir de los 15 minutos ya no sería seguro para nuestros oídos estar expuesto a esos volúmenes. Lo mismo ocurre en las instalaciones deportivas, donde el nivel oscila entre los 80 dB y los 117 dB.

 

Problemas del ruido

La exposición a estos ambientes, provoca cansancio en las células sensoriales auditivas, lo que da lugar a una pérdida temporal de la audición o a acúfenos (Esa sensación de zumbido en los oídos que se tiene, por ejemplo, al salir de un concierto).

La audición mejora a medida que estas células se recuperan, pero cuando “los sonidos son muy fuertes o la exposición se produce con regularidad o de forma prolongada, las células sensoriales y otras estructuras pueden verse dañadas de forma permanente, lo que provoca una pérdida irreversible de audición”, según advierte la OMS.

Para hacerte una idea de la alta exposición que soportamos debido a nuestros hábitos culturales y de ocio, basta con saber que 15 minutos escuchando música a 100 dB, equivale a la exposición de niveles de ruido similares a los que absorbe un trabajador industrial en una jornada de 8 horas de trabajo, en un entorno sonoro de 85 dB.

 

Grafica de niveles de ruido

Grafica de niveles de ruido

 

Actualmente, 360 millones de personas en todo el mundo sufren pérdida moderada a grave de la audición por diversas causas; exposición al ruido, enfermedades genéticas, complicaciones al nacer, determinadas enfermedades infecciosas, infecciones crónicas del oído, el uso de determinados medicamentos y el envejecimiento. Se estima que la mitad de todos los casos de pérdida de audición pueden evitarse.

Por lo tanto, respondiendo a la pregunta ¿Cuál es el volumen adecuado para escuchar música? podríamos decir, que nuestros oídos pueden estar expuestos a un volumen de 85 decibelios (dB) durante un máximo de 8 horas sin riesgos. A partir de estas 8 horas nuestros oídos pueden verse afectados. Recordar que el espacio de tiempo admisible para nuestros oídos disminuye a medida que la intensidad del sonido aumenta.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *